Cuatro puntos no son nada

Tratan de convencerme, en una discusión a la que asisto perplejo como un espectador puro y duro, de que el Real Madrid tiene la liga perdida. Bueno, perdida no, perdidísima. Que si el Barça no va a pinchar, que si el Madrid tiene carencia de delanteros, que si los árbitros perjudican al conjunto blanco…

Pero me voy a la cama con una firme convicción, y no es otra de que cuatro puntos no son nada. Sí es cierto que, después del empate del Madrid hoy en Almería (1-1), al conjunto de José Mourinho se le complican un poquito más las cosas. Ya no dependen de ganar el clásico del Bernabéu para colocarse líderes, sino que a partir de ahora tendrán que rezar para que los de Pep bajen los brazos.

Pero no es tan complicado. El Madrid sigue vivo en las tres competiciones, y esa moral infinita de verse en tal situación tiene que motivar de sobra a los jugadores. Como les tiene que ilusionar poder matar los fantasmas vestidos de blaugrana que asaltan el Bernabéu de vez en cuando y sentencian ligas.

Imagen del Almería - Real Madrid (1-1)

El Madrid tiene artillería para eso y mucho más. Y como artillería me refiero tanto a los once que saltan al verde como a los que se sientan en el banco domingo tras domingo. Precisamente Granero, hoy, mantenía vivo al conjunto madrileño. Pero las rotaciones no entran en la cabeza de Mourinho. Pep, con mucho menos fondo de armario que el portugués y consciente de su filosofía, arriesga más. Y lo mejor de todo es que le sale bien. Por eso,éste debe de ser un punto de inflexión para una segunda vuelta que se antoja muy dura y donde las rotaciones van a jugar un papel decisivo.

Decía Manuel Carrión, capitán del Alcoyano, que el juego del Barça hacía “mucho daño” al resto de conjuntos.  Sin embargo, el Real Madrid debe estar por encima de todo esto. Evitar girar la cabeza para copiar al vecino y asumir su rol de equipo grande, con personalidad. Hacer debutar a canteranos, ser fuertes en los partidos más complicados y, sobre todo una palabra que traduce la gran diferencia entre catalanes y madrileños: humildad. Allá donde va, los blancos son pitados, insultados y agredidos. Que esta actitud se repita cada quince días no es fruto de la casualidad. El comportamiento de su entrenador, mismamente, ejemplifica esta intolerancia que cada día se hace más insoportable para los amantes del fútbol. Deben hacérselo mirar.

Anuncios

3 comentarios

Archivado bajo Fútbol análisis

3 Respuestas a “Cuatro puntos no son nada

  1. Hi, this is a comment.
    To delete a comment, just log in, and view the posts’ comments, there you will have the option to edit or delete them.

  2. Javi Iglesias

    Amén. No creo que Mourinho cambie el carácter, pero un club como el Madrid tiene que creer en sí mismo.

  3. No sé si la liga está perdida al 100% pero en un 99% sí….Según cómo está el barça en estos momentos es muy complicado que se deje puntos, y aunque los ganáramos en el Bernabéu todavía tendrían que dejarse otros 2 puntos por ahí ya que el gol average también lo tienen prácticamente en la mano…Ligas cómo la del tamudazo te pasan una vez en la vida.
    Buen artículo, aunque una pega, lo de la humildad….quizás sería más acertado decir madridistas y barcelonistas porque no todos los madrileños son madridistas ni todos los catalanes culés, aparte que también hay gente de toda la geografía que es de cada uno de esos dos equipos, y bueno yo creo que en cada casa hay de todo cómo en botica.
    Mucha suerte con el blog. Un abrazo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s